A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Ano imperforado en los niños

¿Qué es el ano imperforado en los niños?

El ano imperforado es un problema que su hijo tiene desde que nace y que ocurre cuando el ano del niño está cerrado o ausente.

La última parte del tubo digestivo es el recto, la porción que recibe material del intestino grueso y que se encuentra arriba de este. La función del recto es recolectar y compactar los desechos sólidos del tubo digestivo de su hijo, que son las heces. Durante una evacuación intestinal, se eliminan las heces del recto a través del ano.

Antes del nacimiento, el tubo digestivo de su hijo sufre cambios a medida que se forma. Si surgen problemas durante este proceso, es posible que parte del tubo digestivo no se forme correctamente. En algunos casos, esto puede provocar un ano imperforado, una afección que impide la evacuación o permite la salida de solo una pequeña cantidad de heces por el ano del niño. Se trata de un problema grave porque los productos de desecho seguirán acumulándose en el cuerpo del niño.

Hay diferentes tipos de ano imperforado. El ano de su hijo puede estar ausente, ser muy estrecho o estar obstruido por una membrana delgada. En algunos casos, es posible que el recto del niño no se conecte con el ano. En otros casos, el recto de su hijo puede conectarse con las vías urinarias o con los genitales, lo que no debería ser así. En las niñas, tener un único orificio para el recto, la vejiga y la vagina es un caso de ano imperforado grave. Esto se conoce como cloaca.

El proveedor de atención médica de su hijo puede clasificar al ano imperforado del niño como bajo, medio o alto. Esto depende de la ubicación de la obstrucción.

Muchos niños con esta afección también tienen problemas en otras partes del tubo digestivo y, además, pueden tener problemas en otros sistemas o aparatos del cuerpo, que pueden incluir el corazón, el sistema nervioso o el aparato urinario. Es posible que su hijo también necesite tratamiento para estos problemas.

El ano imperforado no es un cuadro frecuente. Afecta a los varones un poco más a menudo que a las mujeres. Normalmente, las mujeres tienen una forma menos grave de la afección.

¿Cuáles son las causas del ano imperforado en los niños?

Los especialistas no están seguros de cuáles son las causas de este problema. Ocurre durante el embarazo cuando el tubo digestivo de su hijo no se forma correctamente.

A veces, el ano imperforado se presenta como parte de un síndrome. Estos síndromes incluyen otros problemas del desarrollo. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Síndrome de VACTERL

  • Síndrome de CHARGE

  • Síndrome de Currarino

  • Síndrome de Townes-Brocks

  • Síndrome de Pallister-Hall

Algunos de estos síndromes están asociados con problemas de ciertos genes. Muchos genes pueden tener relación con el ano imperforado.

Los factores del entorno también pueden estar implicados en esta afección, entre los que se incluyen la exposición al alcohol, a sustancias o a algunas infecciones. No se sabe con certeza cuáles son los factores que aumentan el riesgo de tener este problema. Algunas cosas que sí guardan relación incluyen que el padre sea fumador y la madre tenga sobrepeso u obesidad, o diabetes.

¿Cuáles son los síntomas del ano imperforado en los niños?

Entre los síntomas, se incluyen los siguientes:

  • Ausencia del orificio anal o ano ubicado en un lugar incorrecto al nacer

  • Hinchazón estomacal

  • Ausencia de evacuaciones intestinales

Su hijo puede manifestar otros síntomas, y esto depende de si, además, tiene otros problemas de salud.

¿Cómo se diagnostica el ano imperforado en los niños?

El proveedor de atención médica de su hijo le hará una exploración al niño y le revisará el ano para ver si hay problemas. Además comprobará si el niño tiene problemas en otros aparatos o sistemas del cuerpo. Puede que su hijo también necesite otras pruebas que pueden incluir las siguientes:

  • Radiografía de la región y la columna vertebral

  • Ecografía del abdomen, la pelvis, la columna vertebral y la médula espinal

  • Resonancia magnética

  • Colostograma para revisar la anatomía intestinal después de la cirugía inicial (colostomía) (consulte a continuación)

  • Cistouretrografía para revisar las vías urinarias

  • Ecocardiografía para buscar problemas cardíacos

  • Radiografía de tórax para descartar problemas de la tráquea y del esófago

El proveedor de atención médica de su hijo le hará al niño un control muy detallado. Es posible que haya otros problemas más urgentes que el ano imperforado y que deban tratarse primero.

¿Cómo se trata el ano imperforado en los niños?

Los niños que padecen este problema casi siempre requieren cirugía que normalmente se hace en los primeros días después del nacimiento.

El tipo de cirugía dependerá de la afección de su hijo. Un niño con un ano imperforado bajo y estrecho puede necesitar solo una cirugía, la cual agranda suavemente el ano. Es posible que un niño con un ano imperforado intermedio o alto requiera muchas cirugías, las cuales se realizan para reconstruir o desplazar el ano.

Si su hijo tiene un defecto complicado, quizás tengan que hacerle primero una colostomía. En esta cirugía, una parte del intestino grueso se conecta con el exterior del cuerpo del niño, lo que les da a las heces un lugar por donde salir. Después de la colostomía, su hijo necesitará otra cirugía.

En la mayoría de los casos, los niños sometidos a cirugía aprenden a controlar las evacuaciones intestinales a la misma edad que los demás niños. Su hijo puede tener una probabilidad menor de obtener un buen resultado si su problema es complejo o si los músculos del intestino no se forman correctamente. El ano imperforado bajo suele presentar menos complicaciones posteriores en comparación con otros tipos de la afección.

Es probable que su hijo tenga un resultado mejor si la cirugía se realiza en los primeros meses de vida. Su hijo necesitará que un proveedor de atención médica especializado en este tipo de problemas le brinde atención a largo plazo.

¿Cuáles son las complicaciones posibles del ano imperforado en los niños?

Esta afección causa estreñimiento en muchos niños, lo que puede suceder incluso en aquellos que fueron sometidos a cirugía. Los laxantes y los cambios en la alimentación pueden ser de ayuda.

Después de la cirugía, algunos niños tendrán problemas para controlar las evacuaciones intestinales. Los programas de control de las evacuaciones intestinales pueden ser útiles. Para estos se usan enemas o laxantes programados con el fin de ayudar a los niños a evacuar los intestinos con regularidad de forma controlada. Con estos programas, la mayoría de los niños con un caso grave de ano imperforado pueden tener una buena calidad de vida. 

Hable con el proveedor de atención médica de su hijo si el niño tiene dificultades para controlar las evacuaciones intestinales. El proveedor puede brindarle ayuda con el control en casa y sugerirle otros recursos.  

Información importante sobre el ano imperforado en los niños

  • El ano imperforado es un problema que su hijo tiene desde que nace y que ocurre cuando el ano del niño está cerrado o ausente.

  • La afección suele presentarse conjuntamente con otros problemas, que pueden incluir problemas del aparato urinario o del corazón.

  • La mayoría de los niños que padecen esta afección necesitan cirugía para arreglar el problema.

  • En la mayoría de los casos, los niños sometidos a cirugía aprenden a controlar las evacuaciones intestinales a la misma edad que los demás niños. Es posible que algunos niños sigan teniendo problemas después de la cirugía.

  • Hable con los proveedores de atención médica de su hijo si el niño tiene dificultades para controlar las evacuaciones intestinales. Los programas de control de las evacuaciones intestinales pueden ser de ayuda.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather Trevino
Revisor médico: Kimberly Lee MD
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.