A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Cellulitis in Children

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es una infección que se extiende por la piel. Puede afectar la capa externa, o bien, en casos más graves, las capas más profundas de la piel y la capa de grasa que está debajo. Cuando la celulitis afecta la capa externa de piel, se llama erisipela. Es un tipo de infección más común en niños. La celulitis es más común en la parte inferior de las piernas, pero puede afectar cualquier parte del cuerpo. Otra área que puede afectar es alrededor de los ojos. Esto se conoce como celulitis periorbitaria.

¿Cuáles son las causas de la celulitis?

Cualquier abertura que haya en la piel puede provocar una infección que produzca celulitis. Estos son los microbios que suelen producir celulitis:

  • Estreptococos betahemolíticos

  • Estafilococos áureos, entre ellos los estafilococos áureos resistentes a la meticilina

¿Quién está en riesgo de tener celulitis?

Un niño está en riesgo de tener celulitis si presenta algo de lo siguiente:

  • Lesión en la piel. Puede ser menor, como una picadura de insecto, un rasguño o un corte. O puede ser más grave, como la mordedura de un animal o por algo que entró en la piel (herida penetrante).

  • Inflamación de la piel. Puede deberse a una afección cutánea, como eccema, o a la radioterapia.

  • Infección en la piel. Otras infecciones de la piel que son comunes en los niños incluyen el impétigo y la tiña.

  • Problemas en el sistema inmunitario. El VIH/SIDA y otras afecciones pueden debilitar el sistema inmunitario. Los medicamentos contra el cáncer también pueden afectar el sistema inmunitario.

¿Cuáles son los síntomas de la celulitis?

Los síntomas pueden presentarse de manera diferente en cada niño. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Piel hinchada, dolorida o caliente al tacto

  • Piel de aspecto enrojecido, amoratado, con hoyuelos o con ampollas

  • Ganglios linfáticos cercanos inflamados

  • Vasos linfáticos cercanos hinchados, que se ven como vetas rojas en la piel

  • Fiebre y escalofríos

  • Frecuencia cardíaca rápida

  • Presión arterial baja

Los síntomas de la celulitis pueden parecerse a los de otras afecciones. Procure que un proveedor de atención médica vea a su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la celulitis?

El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre los síntomas y los antecedentes médicos de su hijo. Además, le hará una exploración física al niño. Por lo general, no se necesitan pruebas. Pero en algunos casos, es posible que se tomen muestras de sangre o de la supuración de la herida. Estas muestras se analizan para ver si hay signos de bacterias. A esto se le llama cultivo.

¿Cómo se trata la celulitis?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado de salud general de su hijo. También, de la gravedad de la afección.

El tratamiento principal es el uso de antibióticos. Se administran por la boca cuando la celulitis es leve. Se administran por una vena (por vía intravenosa) en el hospital en los siguientes casos:

  • El antibiótico oral no está surtiendo efecto.

  • La infección empeora.

  • El niño tiene celulitis moderada a grave.

  • El niño tiene síntomas que afectan todo el cuerpo, como fiebre o escalofríos.

  • Es un bebé recién nacido.

Si se trata a su hijo en el hogar, es posible que el proveedor de atención médica le indique que mantenga elevada la parte del cuerpo afectada del niño. Por ejemplo, si la celulitis afecta la parte inferior de la pierna, quizás le digan que mantenga la pierna del niño levantada sobre almohadas.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la celulitis?

En algunos casos, puede haber complicaciones graves y pueden incluir las siguientes:

  • Un área de pus en la piel (absceso)

  • Un área de piel o tejido muertos (necrosis)

  • Infección que se propaga a otros tejidos u órganos

Tratar la celulitis con rapidez puede prevenir que la infección sea más grave.

¿Se puede prevenir la celulitis?

La celulitis se puede prevenir si hace lo siguiente:

  • Limpie de inmediato los cortes, rasguños y otras heridas.

  • Procure que su hijo no se toque ni se rasque los cortes, rasguños o picaduras de insectos.

  • Mantenga cortas las uñas de su hijo para impedir que se rasque.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Llame al proveedor de atención médica si el niño presenta lo siguiente:

  • Síntomas que pueden afectar un área extensa

  • Síntomas que empeoran

  • Signos de infección en la piel, como aumento del enrojecimiento, calor, inflamación o supuración

  • Síntomas nuevos

  • Síntomas alrededor de los ojos o de las orejas

  • Entumecimiento, hormigueo u otros cambios en una mano, un brazo, una pierna o un pie

  • Ennegrecimiento de la piel

  • Fiebre

Información importante sobre la celulitis

  • La celulitis es una infección que se extiende por la piel. Puede afectar la capa externa, o bien, las capas más profundas de la piel y la capa de grasa que está debajo.

  • Cualquier abertura que haya en la piel puede provocar una infección.

  • Por lo general, las complicaciones pueden prevenirse si se trata rápido al niño. 

  • La celulitis leve suele tratarse con antibióticos que se toman por la boca.

  • Si el niño tiene celulitis moderada a grave, es posible que tenga que permanecer en el hospital para que le administren antibióticos por vía intravenosa.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Revisor médico: Michael Lehrer MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.