A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

El proceso de la agonía

Durante el proceso de la agonía, el cuerpo pasa por muchos cambios. Saber cuáles son los síntomas frecuentes puede ayudar a las familias y a los niños a estar preparados para cuando estos ocurran. En algunos casos, puede ser un proceso muy largo. Entender los cambios físicos y mentales que el cuerpo atraviesa al ocurrir la muerte puede ayudar a mitigar algunos temores y a revertir algunas nociones falsas sobre este suceso. Hable siempre con el proveedor de atención médica de su hijo si tiene preocupaciones o preguntas.

Los siguientes son síntomas frecuentes que indican que la muerte es inminente. Sin embargo, los síntomas pueden ser diferentes en cada niño. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Cambios en la respiración. Las respiraciones lentas y rápidas o los períodos largos sin respirar son frecuentes. Puede haber gemidos con las respiraciones, pero esto no necesariamente significa que el niño tiene dolor.

  • Respiración ruidosa. Puede deberse a las secreciones que el niño no puede eliminar de la garganta o de los pulmones.

  • Deterioro físico. Puede deberse a un tumor progresivo.

  • Cambios en el color de la piel. Es frecuente que la piel esté pálida, azulada, moteada o con manchas. Esto se debe a la disminución del oxígeno y al enlentecimiento de la circulación en el cuerpo.

  • Pérdida del control de esfínteres.

  • Confusión mental. Puede haber confusión o disminución del estado de alerta justo antes de la muerte.

La muerte se produce cuando el corazón del niño deja de latir y no hay signos de respiración.

Cuidados del niño en el momento de la muerte

La muerte de un niño en su casa, donde recibió cuidados paliativos, no es una emergencia. Si se llama a los paramédicos, según las leyes locales y si hay documentación disponible, tal vez se les exija que intenten reanimar al niño, incluso si esto va en contra de los deseos de la familia.

La familia puede disponer del tiempo que necesite antes de que se retire al niño de la casa o del hospital. Este es un tiempo de intimidad para la familia y los seres queridos. Puede sostener al niño, bañarlo y vestirlo, y, también, celebrar rituales espirituales o culturales.

Incluso si se prevé que ocurrirá la muerte, la familia estará conmocionada y sintiendo mucho dolor.

Revisor médico: Amy Finke RN BSN
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Liora C Adler MD
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.