Tipos de radiación terapéutica

Los investigadores siguen buscando formas nuevas de usar la radiación para tratar el cáncer y otras afecciones médicas. Esto se conoce como terapia de radiación. También se llama radioterapia. A continuación, se enumeran algunos de los usos y tipos más nuevos de esta terapia.

Combinación de radioterapia y quimioterapia

La radioterapia puede mejorar la eficacia de la quimioterapia. A su vez, la quimioterapia puede mejorar los efectos de la radiación. Los expertos trabajan para encontrar el uso más eficaz de la quimioterapia y la radiación.

Irradiación intraoperatoria

Esto significa que la radiación se usa durante la cirugía. Sirve para tratar algunos tipos de cáncer. La radiación puede provenir de un dispositivo fuera del cuerpo. A este tratamiento se lo conoce como radioterapia de haz externo. O bien, puede que sea otro tipo de radiación. El beneficio de este método es que se expone menos tejido a la radiación. La zona objetivo se puede mirar directamente. Se puede usar una dosis más efectiva de radioterapia. La radiación que se usa durante la cirugía también puede mejorar el tratamiento en algunos casos cuando se combina con quimioterapia.

Irradiación estereotáctica (radiocirugía)

Hace referencia al uso de una única dosis alta de radiación para realizar la cirugía. Se envía radiación al tejido enfermo con haces de radiación muy estrechos. Uno de los tipos se llama aceleración lineal. Otro tipo se denomina bisturí de rayos gamma. Con estos tipos de cirugía, es posible que el tiempo de hospitalización sea menor. También reduce los costos al momento de tratar algunos tipos de cáncer cerebral y otras afecciones.

Radioterapia con partículas

Esta terapia utiliza partículas de radiación de mayor energía para tratar el cáncer. Los tipos de partículas que se usan son neutrones, protones, iones y antiprotones. La terapia de protones es la más común. La terapia de neutrones rápidos puede utilizarse en el tratamiento de determinados tumores recurrentes o que no pueden operarse. Existen solo algunos centros en los Estados Unidos que ofrecen este tratamiento. La terapia de antiprotones es el tipo más nuevo de radioterapia. Se la puede usar para radiocirugía. La terapia de hadrones es otro tipo de radioterapia con partículas. Un ejemplo de este tipo es la terapia por captura neutrónica en boro. Se inyecta un compuesto de boro al paciente. El boro se acumula en el tumor o tejido canceroso. Al enviar un haz de neutrones al tumor, se produce una reacción en el tumor. Las células cancerosas se destruyen. La ventaja de este método es que puede utilizarse para tratar el cáncer que se propagó a otras partes del cuerpo.

Radioterapia conformal tridimensional (3D)

Antes del uso de la tomografía computarizada (CT, por su sigla en inglés), era difícil identificar con exactitud la ubicación de las células cancerosas para administrar la radioterapia. La CT ofrece un medio bidimensional para identificar la zona que hay que tratar. Pero una vista en 3D muestra todos los bordes del crecimiento del cáncer. Esto permite una planificación más precisa del tratamiento.

Radioterapia de intensidad modulada (IMRT, por sus siglas en inglés)

Se asemeja a la radioterapia conformal tridimensional. La IMRT utiliza haces de radiación individuales con diferentes tipos de intensidad. Esto reduce la cantidad de radiación aplicada a los tejidos normales que rodean el área en tratamiento.

Radioinmunoterapia

Para ello se utilizan anticuerpos marcados con una sustancia que elimina el cáncer. Estos anticuerpos marcados reconocen las células tumorales y se unen a ellas. Esto hace que este medicamento llegue directamente al tejido tumoral. Los anticuerpos marcados pueden administrarse directamente en una arteria o subcutáneamente. O bien, se pueden administrar directamente en una zona del cuerpo, como el útero. Este método puede utilizarse para tratar el cáncer que se propagó pero que no es visible. Esto ayuda a evitar que el cáncer se propague.

Cyberknife

El cyberknife es una forma de tratar tanto los tumores que son cancerosos como los que no lo son. También se usa para tratar otros problemas de salud. No es un cuchillo y no corta el cuerpo. Mediante este método, se envían altas dosis de radiación con exactitud a los tumores. Esto reduce la exposición a los tejidos sanos cercanos. Se lleva a cabo con un brazo robótico y un sistema de seguimiento. Se utiliza para llegar a tumores o problemas en zonas del cuerpo de difícil acceso. Puede realizarse desde cualquier ángulo.

Sus opciones de tratamiento

Hable con el radiólogo o el oncólogo radioterapeuta. Deben tener un nivel alto de habilidad y capacitación adicional para hacer estos tratamientos. Pregunte si el proveedor es certificado. Es decir, que tenga algún tipo especial de acreditación. Lo puede certificar un grupo de profesionales. O un consejo nacional. Antes de aceptar el tratamiento, hágale estas preguntas al proveedor:

  • ¿Para qué es el tratamiento?

  • ¿Por qué necesito este tratamiento?

  • ¿Cuántas veces ha realizado este tratamiento?  

  • ¿Hay opciones mejores?

  • ¿Cuáles son las posibles complicaciones?

  • ¿Qué hospital o centro médico está mejor preparado para hacer este tratamiento?

  • ¿Hay efectos secundarios?

  • ¿Este tratamiento interferirá con los medicamentos que tomo actualmente?

  • ¿Cuándo tendré los resultados?

  • ¿Cuánto costará el tratamiento?

Las respuestas a estas preguntas lo ayudarán a tomar una decisión informada sobre el tratamiento. 

Revisor médico: Louise Cunningham RN BSN
Revisor médico: Neil Grossman MD
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.