Las mascotas y las enfermedades infecciosas en los niños

¿Cómo puede prevenir el contagio de enfermedades infecciosas de su mascota?

Mediante el cuidado adecuado de las mascotas, se puede prevenir el contagio de una infección o una enfermedad a los miembros de la casa. Para prevenir el contagio de enfermedades de su mascota, tome las siguientes precauciones:

  • Mantenga al día las vacunas de su mascota.

  • Consulte a un veterinario periódicamente para que le hagan controles de salud.

  • Mantenga la limpieza del espacio para dormir y estar de su mascota.

  • Dele una alimentación balanceada a su mascota.

  • No le dé alimentos crudos ni permita que tome agua del inodoro.

  • Limpie la arena higiénica de los gatos todos los días. Las mujeres embarazadas no deben tocar la arena de los gatos. Puede tener enfermedades infecciosas que causan anomalías congénitas, como la toxoplasmosis.

  • Lávese bien las manos después de tocar animales, de limpiar su excremento o de manipular alimentos para mascotas. Los niños deberían hacer lo mismo. Lávese las manos con agua corriente limpia (tibia o fría) y jabón por, al menos, 20 segundos. Si no hay agua limpia, use un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga, al menos, un 60 % de alcohol. Frótese el desinfectante por todas las superficies de las manos y los dedos hasta que las manos estén secas (unos 20 segundos).

  • Es especialmente importante lavarse las manos después de tocar reptiles. Estos animales pueden tener una bacteria llamada salmonela. La salmonela puede causar salmonelosis. Esta enfermedad resulta en diarrea, fiebre y cólicos abdominales. La mayoría de las personas que tienen salmonela presentan síntomas que duran entre 4 y 7 días, y mejoran sin recibir tratamiento.

¿Cuál es la relación entre los animales silvestres y las enfermedades infecciosas?

Los animales silvestres y los insectos pueden ser portadores de enfermedades muy graves. Algunos ejemplos son la rabia, el tétano, la enfermedad de Lyme, la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas, el hantavirus y la peste. Las mordidas y los arañazos de los animales, incluso cuando son leves, se pueden infectar y pueden propagar bacterias a otras partes del cuerpo. Ya sea si la mordida proviene de una mascota o de un animal desconocido, los arañazos y las mordidas pueden propagar enfermedades. Por ejemplo, los arañazos de los gatos (aunque sea de un gato pequeño) pueden tener la "enfermedad por arañazo de gato". Es un tipo de infección bacteriana. Las mordidas o los arañazos que cortan la piel tienen todavía más probabilidades de infectarse.

¿Qué atención inmediata se necesita por las mordidas de animales?

  • Lave la herida con agua y jabón bajo la presión de un grifo. No frote la herida. Puede causar moretones en el tejido.

  • Si la mordida o el arañazo sangra, presione la herida con un vendaje o una toalla limpia para detener el sangrado.

  • Seque la herida y cúbrala con un vendaje estéril. No use cinta adhesiva ni suturas adhesivas. Esto podría provocar que bacterias dañinas queden atrapadas en la herida.

  • Llame al proveedor de atención médica de su hijo de inmediato para pedirle que le explique cómo informar el ataque. El proveedor de atención médica de su hijo decidirá si se necesita tratamiento adicional, como antibióticos, una dosis de refuerzo de la vacuna antitetánica o la vacuna contra la rabia, si fuera necesario. Debe hacer esta llamada incluso si parece ser una lesión menor y si el animal involucrado es su mascota o la de un vecino. 

  • Si es posible, busque al animal que causó la herida. Algunos animales deben ser capturados, encerrados y vigilados para ver si tienen rabia. No intente capturar al animal usted mismo. En su lugar, llame al encargado del control de animales más cercano o a la oficina de control animal de su zona.

  • Si no se puede encontrar al animal, si se trata de una especie de alto riesgo (como un zorrino o un murciélago) o si el ataque del animal no fue provocado, tal vez deban aplicarle a la víctima una serie de vacunas contra la rabia.

¿Qué es la rabia?

La rabia es una infección viral frecuente de los animales de sangre caliente. Es causada por un virus de la familia Rhabdoviridae. Afecta el sistema nervioso. Una vez que aparecen los síntomas, es 100 % letal en los animales.

En América del Norte, la rabia se presenta sobre todo en zorrinos, mapaches, zorros y murciélagos. En algunas partes, estos animales silvestres infectan a los gatos, los perros y el ganado doméstico. En los EE. UU., es más probable que los gatos contraigan rabia que los perros. En general, la rabia es poco frecuente en roedores pequeños, como castores, ardillas, ratas, ratones o hámsteres. La rabia también es poco frecuente en conejos. En los estados del Atlántico medio, donde aumentan los casos de rabia, los mapaches y las marmotas también pueden tener rabia.

¿Cómo se produce la rabia?

El virus de la rabia suele contagiarse por la mordida de un animal rabioso. Viaja al sistema nervioso central. Una vez que la infección se establece en el cerebro, el virus viaja por los nervios del cerebro y se multiplica en distintos órganos.

Las glándulas salivales son las más importantes en la propagación de la rabia de un animal a otro. Cuando un animal infectado muerde a otro animal, el virus se transmite a través de la saliva del animal infectado. Los rasguños de los animales con rabia también son riesgosos porque estos animales se lamen las garras.

La rabia puede prevenirse. Los perros, los gatos y algunos otros animales pueden vacunarse para prevenir la rabia. En las personas que fueron mordidas, rasguñadas o tuvieron otro tipo de contacto cercano con un animal posiblemente rabioso, recibir la vacuna lo antes posible puede prevenir la rabia. La persona expuesta también puede recibir otros tratamientos para prevenir la rabia y otras infecciones del animal.

¿Cuáles son los síntomas de la rabia?

El periodo de incubación en los humanos desde el momento de la exposición hasta el inicio de la enfermedad puede variar entre cinco días y más de un año. Pero el periodo de incubación promedio es de unos dos meses. Cada persona puede tener síntomas diferentes. Al principio, no hay síntomas. Cuando los síntomas se desarrollan, pueden incluir los siguientes:

  • Dolor, entumecimiento y hormigueo en el sitio de la herida 

  • Fiebre baja

  • Dolor de cabeza

  • Pérdida del apetito

  • Sed intensa, pero que al beber provoca espasmos de garganta dolorosos

  • Agitación

  • Hiperactividad

  • Desorientación, confusión y ansiedad

  • Convulsiones

Estos síntomas pueden parecerse a los de otras afecciones de salud. Consulte siempre con el proveedor de atención médica de su hijo para obtener un diagnóstico.

Revisor médico: Barry Zingman MD
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 5/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.