Ecografía de tórax

¿Qué es una ecografía de tórax?

La ecografía de tórax es una prueba de diagnóstico por imágenes. Utiliza ondas sonoras para observar las estructuras y los órganos del tórax. Puede ayudar a su proveedor de atención médica a ver cómo funcionan los pulmones y el corazón.

Una ecografía de tórax puede examinar las siguientes áreas:

  • Pulmones

  • Corazón

  • Tubo de alimentación (esófago)

  • Zona media del pecho (mediastino)

  • El espacio entre el pulmón y la pared torácica (espacio pleural).

  • Otras estructuras en el pecho

Su proveedor de atención médica también puede utilizar la ecografía para ver cómo fluye la sangre por los órganos del tórax.

El proveedor utiliza un pequeño dispositivo de mano (sonda o transductor) para hacer las imágenes del tórax. El transductor emite ondas de sonido que rebotan contra los órganos y otras estructuras. Las ondas de sonido son muy agudas como para que el oído humano pueda percibirlas. Luego el transductor capta las ondas de sonido que rebotaron y se convierten en imágenes de los órganos.

Su proveedor puede añadir al transductor otro dispositivo llamado sonda Doppler. Esta sonda permite a su proveedor escuchar las ondas sonoras que envía el transductor. Puede escuchar la rapidez con la que la sangre fluye por un vaso sanguíneo. El proveedor también puede escuchar en qué dirección está fluyendo. La ausencia de sonido o un sonido débil puede significar que hay una obstrucción en el flujo.

La ecografía es segura durante el embarazo. No se usa radiación. También es segura para las personas alérgicas al medio de contraste porque no utiliza colorante.

¿Por qué podría necesitar una ecografía de tórax?

Es posible que necesite una ecografía de tórax si su proveedor de atención médica sospecha que tiene un exceso de líquido en el tórax. Esto es especialmente cierto si la cantidad de líquido es pequeña. La ecografía puede indicar a su proveedor si el líquido puede ser causado por:

  • Cáncer, una infección o una inflamación (exudado)

  • Fugas de los vasos sanguíneos o linfáticos (transudado)

La ecografía de tórax también puede utilizarse para:

  • Observar el corazón y sus válvulas. Cuando se usa con este fin, la prueba se llama ecocardiograma.

  • Guiar una aguja para tomar una muestra de tejido (biopsia).

  • Guiar una aguja para extraer líquidos del pecho (toracocentesis).

  • Ver cómo se mueve el diafragma.

  • Ver si hay líquido acumulándose en los pulmones.

  • Vea si hay zonas del pulmón más densas que otras. Esto ayudará a determinar si tiene una infección, un colapso pulmonar u otra afección.

La ecografía de tórax puede utilizarse junto con otros tipos de pruebas de imagen para diagnosticar afecciones torácicas. Estas otras pruebas incluyen las tomografías computarizadas, las radiografías y la resonancia magnética.

Su proveedor puede tener otras razones para aconsejar una ecografía de tórax.

¿Cuáles son los riesgos de una ecografía de tórax?

Una ecografía de tórax no presenta riesgos de radiación. La mayoría de las personas no sienten ninguna molestia por el movimiento del transductor sobre la piel.

Es posible que haya riesgos según su estado de salud específico. Hable con su proveedor acerca de cualquier inquietud que tenga antes de la prueba.

Ciertas cosas pueden hacer que una ecografía de tórax sea menos precisa. Entre ellas, se encuentran las siguientes:

  • Obesidad grave

  • Bario en el esófago por una prueba de bario gastrointestinal reciente

¿Cómo me preparo para una ecografía de tórax?

  • El proveedor de atención médica le explicará en qué consiste la prueba y usted podrá hacer preguntas.

  • Es posible que le pidan que firme un formulario de consentimiento, el cual concede autorización para realizar el procedimiento. Lea el formulario atentamente y haga preguntas si algo no está claro.

  • Generalmente, no es necesario que deje de ingerir alimentos ni bebidas antes de la prueba. Además, es probable que no necesite medicamentos para relajarse (sedación).

  • Dígale a su proveedor de atención médica si está embarazada o sospecha que puede estar embarazada.

  • Use ropa que pueda quitarse fácilmente o que le permita al radiólogo acceder al pecho. El gel que se pone en la piel durante la prueba no mancha la ropa. Igualmente, quizás le convenga usar ropa más vieja. Es posible que no pueda quitarse completamente el gel de la piel después de la prueba.

  • Siga toda instrucción que le dé su proveedor para prepararse.

¿Qué ocurre durante una ecografía de tórax?

Pueden hacerle una ecografía de tórax de manera ambulatoria. Eso significa que puede volver a su casa ese mismo día. O pueden realizársela como parte de una internación. La manera de realizar la prueba puede variar, dependerá de su afección y de las prácticas de su proveedor de atención médica.

En general, una ecografía de tórax sigue este proceso:

  1. Le pedirán que se quite la ropa, las joyas u otros objetos que puedan entorpecer la obtención de una imagen.

  2. Si le piden que se quite la ropa, le darán una bata para que se coloque.

  3. Se acostará sobre la camilla, ya sea sobre su espalda o de costado. O se sentará con los brazos levantados y las manos unidas detrás de la nuca. Su posición en la camilla depende de la zona que el radiólogo tenga que examinar.

  4. El técnico le pondrá un gel transparente en la piel sobre la zona que se examinará.

  5. Apoyará el transductor sobre la piel y lo deslizará sobre la zona que se estudia.

  6. Es posible que se le pida que cambie de posición para que el técnico pueda ver otras zonas. También es posible que se le pida que tosa o huela durante la prueba. Esto permitirá al técnico ver cómo se mueven ciertas estructuras del pecho.

  7. Si se está observando la circulación de la sangre, es posible que usted oiga un zumbido cuando se esté usando la sonda Doppler.

  8. Una vez realizada la prueba, el técnico limpiará el gel.

La ecografía de tórax no es dolorosa. Sin embargo, es posible que tenga alguna molestia por tener que permanecer quieto durante la prueba. El gel también se sentirá frío y húmedo. El técnico empleará todas las medidas para que usted se sienta lo más cómodo posible. La exploración se realizará lo más rápido que pueda para reducir al mínimo cualquier molestia.

¿Qué ocurre después de una ecografía de tórax?

No necesita ningún cuidado especial después de una ecografía de tórax. Su proveedor de atención médica puede darle otras instrucciones, en función de su situación.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Revisor médico: David A Kaufman MD
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 4/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.