Pruebas de la función pulmonar

¿Qué son las pruebas de la función pulmonar?

Las pruebas de la función pulmonar (PFP) sirven para ver cómo funcionan los pulmones. Permiten medir el volumen pulmonar, la capacidad, las velocidades de flujo y el intercambio gaseoso. Esta información puede ayudar su proveedor de atención médica a diagnosticar y decidir cómo tratar ciertos problemas pulmonares.

Existen 2 tipos de trastornos que causan problemas con aire que entra y sale de los pulmones:

  • Obstructivo. El trastorno es obstructivo cuando el aire tiene problemas para fluir hacia fuera de los pulmones debido a la resistencia que oponen las vías respiratorias. Esto reduce el flujo de aire.

  • Restrictivo. El trastorno es restrictivo cuando el tejido pulmonar o los músculos del tórax no pueden expandirse lo suficiente. Por lo tanto, se crean problemas con el flujo de aire, en su mayoría debido al menor volumen pulmonar.

Las pruebas de la función pulmonar pueden hacerse de dos maneras diferentes. Estas 2 maneras pueden usarse juntas y hacerse diferentes pruebas. Todo depende de la información que esté buscando su proveedor de atención médica:

  • Espirometría. Un espirómetro es un dispositivo que tiene una boquilla conectada a una pequeña máquina electrónica.

  • Pletismografía. Para hacer esta prueba, usted se sienta o está de pie dentro de una cabina hermética.

Mediciones de las pruebas de la función pulmonar:

  • Volumen corriente (VC). Es la cantidad de aire que se inhala o se exhala durante la respiración normal.

  • Volumen respiratorio por minuto. Es la cantidad total de aire exhalado por minuto.

  • Capacidad vital (CV). Es el volumen total de aire que puede exhalarse después de inspirar tanto como se pueda.

  • Capacidad residual funcional (CRF). Es la cantidad de aire que queda en los pulmones después de exhalar normalmente.

  • Volumen residual. Es la cantidad de aire que queda en los pulmones después de exhalar tanto como se pueda.

  • Capacidad pulmonar total. Es el volumen total de los pulmones cuando se llenan con todo el aire que sea posible.

  • Capacidad vital forzada (CFV). Es el volumen total de aire que puede exhalarse de manera rápida y forzada después de inspirar tanto como se pueda.

  • Volumen espiratorio forzado (VEF). Es la cantidad de aire que se exhala en el primero, segundo y tercer segundos de la prueba de capacidad vital forzada (CFV).

  • Flujo espiratorio forzado (FEF). Es la velocidad promedio del flujo durante la mitad central de la prueba de CFV.

  • Flujo espiratorio máximo (FEM). Es la mayor velocidad con la que pueda forzar el aire hacia fuera de los pulmones.

Los valores normales de las pruebas de la función pulmonar varían entre una persona y otra. La cantidad de aire inspirado y espirado que indiquen los resultados de las pruebas se compara con la cantidad promedio para personas de la misma edad, estatura, sexo y raza. Los resultados también se comparan con los resultados de pruebas anteriores. Si sus mediciones de las pruebas de la función pulmonar son anormales o si los resultados han cambiado, es posible que necesite hacer otras pruebas.

¿Por qué podría necesitar una prueba de la función pulmonar?

Los motivos para hacer una prueba de la función pulmonar pueden ser muchos. En ocasiones, esta prueba puede hacerse como parte de una exploración física de rutina. También se hacen como rutina en ciertos tipos de ambientes de trabajo a fin de garantizar la buena salud de los empleados, por ejemplo en una fábrica de grafito o una mina de carbón. O es posible que se le haga una prueba de la función pulmonar si su proveedor necesita más datos para poder diagnosticar un problema de salud. Entre estos problemas se incluyen:

  • Alergias

  • Infecciones respiratorias

  • Problemas respiratorios causados por una lesión en el tórax o una cirugía reciente

  • Afecciones pulmonares crónicas, como asma, bronquiectasia, enfisema o bronquitis crónica

  • Asbestosis, una enfermedad pulmonar causada por la inhalación de fibras de amianto (asbesto)

  • Problemas de restricción de las vías respiratorias debido a escoliosis, tumores o inflamación o tejido cicatricial en los pulmones

  • Sarcoidosis, una enfermedad en la que las células inflamatorias se acumulan alrededor de órganos como el hígado, los pulmones y el bazo

  • Esclerodermia, una enfermedad que causa el engrosamiento y endurecimiento del tejido conjuntivo

Las pruebas de la función pulmonar pueden utilizarse para verificar el funcionamiento de los pulmones antes de una cirugía u otros procedimientos. En general, en casos de personas con problemas pulmonares o cardíacos, fumadoras o con otras afecciones. También se usan para evaluar el tratamiento para el asma, el enfisema y otros problemas pulmonares crónicos. Su proveedor de atención médica también puede tener otros motivos para recomendarle una prueba de la función pulmonar.

¿Cuáles son los riesgos de las pruebas de la función pulmonar?

Dado que las pruebas de la función pulmonar no son procedimientos invasivos, son seguras y rápidas para la mayoría de las personas. Sin embargo, la persona deberá ser capaz de seguir instrucciones claras y sencillas.

Todos los procedimientos conllevan algunos riesgos. Los siguientes son algunos de los riesgos de este procedimiento:

  • Mareo durante la prueba

  • Dificultad para respirar

  • Tos

  • Ataque de asma provocado por la inhalación profunda

En algunos casos, no deben hacerse pruebas de la función pulmonar. Algunos de esos casos son los siguientes:

  • Cirugía ocular reciente, debido al aumento de presión dentro de los ojos durante el procedimiento

  • Cirugía reciente de abdomen o pecho

  • Dolor en el pecho, ataque al corazón reciente o inestabilidad de una afección cardíaca

  • Vasos sanguíneos abultados (aneurisma) en el tórax, el abdomen o el cerebro

  • Tuberculosis activa o infección respiratoria, como un resfriado o una gripe

Sus riesgos dependerán de su estado de salud en general y otros factores. Consulte a su proveedor de atención médica sobre cuáles son los riesgos en su caso. Hable con él sobre cualquier inquietud que tenga.

Hay ciertas cosas que pueden restarle exactitud a las pruebas de la función pulmonar. Entre ellas se incluyen las siguientes:

  • No seguir las instrucciones para hacer la prueba

  • Usar medicamentos que abran las vías respiratorias (broncodilatadores)

  • Recurrir a medicamentos para el dolor (analgésicos)

  • Embarazo

  • Distensión del estómago, que puede afectar su capacidad para respirar profundo

  • Cansancio extremo u otras afecciones, como un resfriado, que afectan la capacidad de hacer las pruebas

¿Cómo me preparo para las pruebas de la función pulmonar?

El proveedor de atención médica le explicará el procedimiento. Haga todas las preguntas que tenga. Es posible que le pidan que firme un formulario de consentimiento, el cual autoriza al proveedor a realizar el procedimiento. Léalo atentamente. Si algo no le quedó claro, haga todas las preguntas que necesite hacer antes de firmarlo.

Si se administra algún medicamento, avísele al proveedor de atención médica. Esto incluye los medicamentos con receta y de venta libre, además de vitaminas, hierbas y otros suplementos.

Además:

  • Si su proveedor de atención médica se lo indica, deje de administrarse ciertos medicamentos antes del procedimiento.

  • Si su proveedor de atención médica se lo indica, deje de fumar antes de hacerse la prueba. Pregunte a su proveedor cuántas horas antes de la prueba deberá dejar de fumar.

  • Siga todas las instrucciones que le dé el profesional respecto de no comer ni beber antes de las pruebas.

  • Siga cualquier otra instrucción que le haya dado el proveedor de atención médica.

Antes de la prueba, se registrarán su estatura y su peso. Esto se hace con el objeto de calcular los resultados con exactitud.

¿Qué sucede durante las pruebas de la función pulmonar?

Es probable que la prueba se haga en forma ambulatoria. Esto significa que puede volver a su casa ese mismo día. O pueden realizársela como parte de una internación. La manera de realizar la prueba puede variar. Dependerá de su afección y de los métodos que use su proveedor de atención médica. En la mayoría de los casos, el proceso que se seguirá será el siguiente:

  1. Se le pedirá que afloje las prendas de vestir que le queden ajustadas, las alhajas o cualquier cosa que pueda causar un problema durante la prueba.

  2. Si usa dentadura postiza, deberá tenerla puesta durante la prueba.

  3. Antes de la prueba, deberá vaciar la vejiga.

  4. Se sentará en una silla. Se le colocará una pinza blanda en la nariz para que respire por la boca y no por la nariz.

  5. Se le entregará una boquilla desechable que estará conectada a un espirómetro.

  6. Deberá colocar los labios alrededor de la boquilla, sin que filtre aire. Se le indicará que inhale y exhale de distintas formas.

  7. Durante la prueba, lo estarán observando atentamente por si se marea, tiene problemas para respirar o presenta algún otro problema.

  8. Después de algunas pruebas, es posible que le den un broncodilatador. Este medicamento expande los bronquios, esos tubos grandes de aire que se extienden desde la tráquea hasta los pulmones. Varios minutos después, cuando el broncodilatador haya hecho efecto, se repetirán las pruebas.

¿Qué sucede después de las pruebas de la función pulmonar?

Si tiene antecedentes de problemas respiratorios o pulmonares, es posible que se sienta cansado. Se le permitirá descansar un rato. El proveedor de atención médica hablará con usted sobre los resultados de la prueba.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Allen J Blaivas DO
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.