A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Cistoscopia para hombres

¿Qué es una cistoscopia?

La cistoscopia es un procedimiento que permite al proveedor de atención médica observar las vías urinarias. Sirve para detectar signos tempranos de cáncer, infecciones, estrechamiento, bloqueos y hemorragias.

Para realizar este procedimiento se usa un tubo largo, flexible y con luz llamado citoscopio. El cistoscopio se introduce en la uretra y se mueve hacia arriba, en dirección a la vejiga. Este dispositivo permite al proveedor de atención médica observar de cerca el interior de la uretra y la vejiga.

Es posible que durante la cistoscopia, el proveedor de atención médica extraiga algo de tejido para otro examen (una biopsia). Hay algunos problemas que pueden recibir tratamiento durante este procedimiento.

¿Por qué podría necesitar una cistoscopia?

El proveedor de atención médica podría indicarle una cistoscopia si cree que puede tener un problema en las vías urinarias. Esto incluye una obstrucción o un reflujo de orina. Si no se los trata, estos problemas pueden tener complicaciones.

Entre los problemas médicos de las vías urinarias que pueden detectarse mediante una cistoscopia se incluyen los siguientes:

  • Pólipos, crecimiento excesivo del tejido normal o una masa que suele no ser cáncer.

  • Cálculos en la vejiga. Se trata de cristales de calcio que pueden provocar una infección.

  • Inflamación, hemorragia y obstrucciones de las vías urinarias.

  • Hipertrofia prostática benigna. Es un agrandamiento de la próstata que la mayoría de las veces aparece en los hombres de más de 50 años. No se trata de cáncer. La próstata envuelve la uretra. Cuando se agranda, presiona la uretra e interfiere con el paso normal de la orina. Si no se la trata, la próstata agrandada puede obstruir la uretra por completo.

  • Cáncer o un tumor de la vejiga o la próstata.

  • Cicatrices y daños provocados por infecciones frecuentes de las vías urinarias.

  • Anomalías congénitas (defectos de nacimiento) que pueden generar problemas de riñón o de reflujo de orina.

  • Lesión a la vías urinarias.

Es posible que el proveedor de atención médica tenga otros motivos para indicarle una cistoscopia.

¿Cuáles son los riesgos de la cistoscopia?

Complicaciones asociadas a la cistoscopia:

  • Infección

  • Sangrado

  • Retención urinaria debido a la irritación y la hinchazón causadas por el procedimiento

  • Perforación en la vejiga al manipular el cistoscopio

  • Tejido cicatricial en las vías urinarias

Es posible que haya otros riesgos, según la afección específica. Hable con su proveedor de atención médica sobre cualquier inquietud que tenga antes del procedimiento.

Las infecciones de las vías urinarias pueden interferir en la cistoscopia.

¿Cómo me preparo para una cistoscopia?

  • El proveedor de atención médica le explicará el procedimiento, y usted podrá hacer preguntas.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento para autorizar que se realice el procedimiento. Léalo atentamente y, si algo no está claro, haga las preguntas que necesite.

  • Es posible que le pidan que esté en ayunas antes del procedimiento, según el tipo de anestesia que se utilice. El proveedor de atención médica le dará instrucciones específicas con respecto a cuánto tiempo debe ayunar. Es posible que se le den otras indicaciones sobre alguna dieta especial que deba seguir durante uno o dos días antes del procedimiento. Siga las instrucciones que le den con respecto a no comer ni beber antes del procedimiento.

  • Si es sensible o alérgico a algún medicamento, al látex, al yodo, a la cinta adhesiva o la anestesia, avise a su proveedor de atención médica.

  • Compruebe que su proveedor de atención médica tenga una lista de todos los medicamentos que usted se administra. Esto incluye los medicamentos recetados, los medicamentos de venta libre, los productos a base de hierbas, las vitaminas y otros suplementos.

  • Informe a su proveedor de atención médica si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos. Avísele también si toma anticoagulantes, aspirinas u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Tal vez tenga que dejar de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.

  • Si se utiliza anestesia local, usted estará despierto durante el procedimiento. Pero quizá le administren un sedante. Necesitará que otra persona lo lleve a casa después del procedimiento.

  • Si cree que puede tener una infección de las vías urinarias, avísele a su proveedor de atención médica. En tal caso, no debería hacerse una cistoscopia. Es posible que, antes de hacer el procedimiento, el proveedor de atención médica le revise la orina para detectar signos de infección. Entre estos signos, se incluyen cosas como ir a orinar frecuentemente, sentir dolor o ardor al orinar, tener fiebre, y orina oscura, turbia o rojiza, que tenga olor desagradable.

En función de su afección, puede que su proveedor de atención médica le indique una preparación específica.

¿Qué sucede durante una cistoscopia?

La cistoscopia puede hacerse de manera ambulatoria. Esto significa que puede volver a su casa ese mismo día. También puede hacerse durante una internación. Los procedimientos varían según su afección y las prácticas de su proveedor de atención médica.

En general, una cistoscopia sigue este proceso:

  1. Le pedirán que se quite las prendas de vestir, las alhajas u otros objetos que puedan entorpecer el procedimiento.

  2. Luego, le pedirán que se quite la ropa y le darán una bata de hospital.

  3. Es posible que se le coloque una vía intravenosa en el brazo o la mano.

  4. En función de su situación y del tipo de cistoscopio que se utilice, quizá le administren un sedante o anestesia por vía intravenosa. Esto lo hará dormir y no sentirá dolor durante la cistoscopia. Si se le administra un sedante o anestesia, durante el procedimiento le controlarán la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y el nivel de oxígeno en sangre.

  5. Tendrá que acostarse boca arriba en una mesa de exploración, con las rodillas levantadas y separadas. Deberá colocar los pies en unos estribos (apoyapiés).

  6. Con una jeringa o un tubo delgado (catéter) se introducirá por el extremo del pene hacia la uretra un medicamento que lo insensibilizará. Esto puede ser algo molesto, hasta que la zona finalmente esté insensibilizada.

  7. Una vez insensibilizada la uretra o cuando la anestesia haya surtido efecto, el proveedor de atención médica colocará el cistoscopio en el extremo del pene y lo hará pasar por la uretra. Esto puede ocasionarle cierta molestia.

  8. A medida que el cistoscopio pasa a través de la uretra, el proveedor de atención médica irá controlando la membrana. El proveedor moverá el cistoscopio hacia arriba, hasta que llegue a la vejiga.

  9. Una vez que el cistoscopio haya alcanzado la vejiga, el proveedor de atención médica introducirá en ella agua estéril o solución salina. Esto ayudará a que la vejiga se expanda y hará que la membrana pueda observarse con más facilidad. Mientras la vejiga se llena, es posible que sienta una gran necesidad de orinar. Puede sentir una molestia leve.

  10. El proveedor de atención médica verificará que la vejiga no presente ningún problema. Puede que, con un instrumento delgado y largo que se pasa a través del citoscopio se tome una muestra del tejido de la vejiga para su análisis. También es posible que se obtenga una muestra de orina de la vejiga.

  11. Una vez terminado el procedimiento, el cistoscopio se extraerá con cuidado.

¿Qué sucede después de una cistoscopia?

Si se usó sedación o anestesia, después del procedimiento probablemente lo trasladen a una sala de recuperación para observarlo. El proceso de recuperación variará en función del tipo de sedación que se le haya administrado. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración se hayan estabilizado y usted esté despierto, lo llevarán a una habitación del hospital o le darán el alta. La cistoscopia suele hacerse en forma ambulatoria.

A menos que el proveedor de atención médica le indique lo contrario, podrá retomar su dieta y sus actividades habituales.

Le pedirán que tome más líquido. Así, diluirá la orina y reducirá las molestias en las vías urinarias (por ejemplo, el ardor). Es normal sentir algo de ardor al orinar después del procedimiento, pero este ardor irá desapareciendo con el tiempo. Un baño de asiento o de inmersión con agua tibia ayudará a aliviar el malestar.

Es posible que, tras el procedimiento, observe que hay sangre en la orina. Eso es normal y desaparecerá en el plazo de uno o dos días.

Tome analgésicos para el dolor según lo recomiende su proveedor de atención médica. La aspirina u otros analgésicos aumentan las probabilidades de sangrado. Tome solo los medicamentos recomendados.

Se le indicará tomar un antibiótico después del procedimiento; así ayudará a prevenir infecciones. Tómelo exactamente como se le indique.

Informe a su proveedor de atención médica si tiene cualquiera de los siguientes:

  • Fiebre o escalofríos

  • Micción frecuente o necesidad imperiosa de orinar

  • Incapacidad para orinar

  • Dolor en la parte baja de la espalda (zona lumbar)

  • Ardor al orinar que no cesa o sangre en la orina que no desaparece

Su proveedor de atención médica puede darle otras instrucciones después del procedimiento, según cuál sea su situación.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Marc Greenstein MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.