A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Craneotomía

¿Qué es una craneotomía?

La craneotomía es la extirpación quirúrgica de una parte del hueso del cráneo para dejar expuesto el cerebro para una cirugía. El cirujano usa instrumentos especiales para extirpar la sección del hueso (el colgajo óseo ). Después de la cirugía cerebral, este profesional vuelve a colocar el colgajo óseo y lo sujeta al hueso que lo rodea con pequeñas placas y tornillos de titanio. Si se extirpa una parte del cráneo y no se la vuelve a colocar de inmediato, esto se denomina craniectomía. Este procedimiento se lleva a cabo si hay probabilidades de que el cerebro se inflame después de una cirugía o si el colgajo óseo del cráneo no puede colocarse nuevamente por otros motivos. Después de algunas semanas o algunos meses, pueden hacerle una cirugía posterior llamada craneoplastia. Durante esta cirugía, se rellenará el trozo de cráneo faltante con el hueso original, con una placa de metal o con un material sintético.

.

ANerv_20140304_v0_002
ANerv_20140304_v0_002

Para algunos procedimientos de craneotomía, los médicos usan resonancias magnéticas o tomografías computarizadas. Las imágenes guían al médico al lugar exacto del cerebro que hay que tratar. Cuando las computadoras y las imágenes se combinan para generar imágenes tridimensionales, el procedimiento recibe el nombre de craneotomía guiada por imágenes o craneotomía estereotáctica.

Para hacer una craneotomía, el cirujano puede valerse de diferentes instrumentos que le permiten ver la zona del cerebro, entre ellos, lupas, un microscopio, cámaras de alta definición o un endoscopio.  Para la craneotomía con endoscopio, se introduce un pequeño tubo con una luz conectado a una cámara en el cerebro a través de un pequeño orificio en el cráneo.

¿Por qué podría necesitar una craneotomía?

Los médicos pueden hacer este procedimiento por diferentes motivos, entre ellos, los siguientes:

  • Diagnosticar, extirpar o tratar tumores cerebrales.

  • Realizar el clipaje o la reparación de un aneurisma.

  • Extraer sangre o coágulos de sangre del derrame de un vaso sanguíneo.

  • Extirpar una malformación arteriovenosa (MAV), que es una masa anormal de vasos sanguíneos.

Primer plano de una malformación arteriovenosa (MAV) en el cerebro.
La presión aumenta cuando la sangre trata de circular por los vasos enmarañados.

  • Drenar una bolsa llena de pus infectada (absceso).

  • Reparar fracturas del cráneo.

  • Reparar una rotura en la membrana que recubre el cerebro (duramadre).

  • Aliviar la presión dentro del cerebro (presión intracraneal) al extirpar las zonas dañadas o inflamadas a causa de lesiones traumáticas o de un ataque cerebral.

  • Tratar la epilepsia, una afección neurológica que afecta el encéfalo y aumenta la predisposición de las personas a tener convulsiones.

  • Implantar dispositivos de estimulación para tratar los trastornos del movimiento, como la enfermedad de Parkinson o un tipo de trastorno del movimiento llamado distonía.

  • Tratar la hidrocefalia.

El médico puede indicar una craneotomía por otros motivos.

¿Cuáles son los riesgos de una craneotomía?

Todas las cirugías pueden tener complicaciones. El riesgo de la cirugía cerebral está asociado con el lugar específico del cerebro que la cirugía afectará. Por ejemplo, si hay que operar la zona del cerebro que controla el habla, esta facultad puede verse afectada. Algunas complicaciones más generales incluyen las siguientes:

  • Infección

  • Hemorragia

  • Coágulo de sangre

  • Infección de los pulmones (neumonía)

  • Presión arterial inestable

  • Convulsiones

  • Debilidad muscular

  • Edema cerebral

  • Pérdida del líquido que rodea y protege el cerebro (líquido cefalorraquídeo)

  • Riesgos propios de la anestesia general

Las siguientes complicaciones son poco frecuentes y generalmente se relacionan con determinados problemas cerebrales:

  • Problemas con la memoria

  • Problemas para hablar

  • Parálisis

  • Anomalías en el equilibrio o la coordinación

  • Coma

Es posible que haya otros riesgos, según la afección específica. Hable con su proveedor de atención médica sobre cualquier inquietud que tenga antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo para una craneotomía?

Consulte con su proveedor de atención médica acerca de lo que debe hacer para prepararse para el procedimiento. A continuación se incluye una lista de los pasos frecuentes que tal vez le pidan seguir.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización de la cirugía. Tendrá que firmar un formulario aparte para la administración de la anestesia. Lea el formulario atentamente y haga las preguntas que necesite si algo no está claro.

  • Además de preguntarle los antecedentes médicos completos, su médico le hará una exploración física para asegurarse de que no tenga otras enfermedades antes de la cirugía. Es posible que también le pidan análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Le harán un examen neurológico antes de la cirugía que se comparará con uno que le harán posteriormente.

  • Se le pedirá que haga ayuno antes del procedimiento, generalmente a partir de la medianoche.

  • Si está embarazada o si piensa que puede estarlo, informe a su médico.

  • Coméntele si tiene alergia o sensibilidad a cualquier medicamento, al látex, a la cinta adhesiva y a la anestesia, ya sea local o general.

  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos con receta y de venta libre, y los suplementos a base de hierbas que está tomando. 

  • Comunique a su médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si toma anticoagulantes, aspirina u otros medicamentos que afectan la coagulación de la sangre. Tal vez tenga que dejar de tomarlos antes del procedimiento.

  • Si fuma, debe dejar el hábito lo antes posible antes del procedimiento para aumentar las probabilidades de recuperarse satisfactoriamente.

  • Es posible que le pidan que se lave el pelo con un champú antiséptico especial la noche antes de la cirugía.

  • Es posible que, antes del procedimiento, le den un medicamento (sedante) para ayudar a que se relaje.

  • En función de su afección, puede que su médico le indique otra preparación específica.

¿Qué ocurre durante una craneotomía?

Generalmente, una craneotomía requiere la hospitalización durante 3 a 7 días o más, en función de la afección. Es posible que, además, lo trasladen a una unidad de rehabilitación durante varios días después de la hospitalización. Los procedimientos pueden variar según su afección y las prácticas del médico.

Generalmente, una craneotomía sigue este proceso:

  1. Se quitará la ropa, las joyas u otros objetos que puedan entorpecer el procedimiento y se pondrá una bata de hospital.

  2. Le colocarán una vía intravenosa en el brazo o la mano para poder administrarle líquidos y medicamentos.

  3. Le pondrán una sonda urinaria para que elimine la orina.

  4. Lo acostarán sobre la mesa de operaciones para que el cirujano tenga el mejor acceso al lado del cerebro que le operarán.

  5. El anestesista le controlará la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y los niveles de oxígeno durante la cirugía.

  6. El personal puede o no rasurarle la cabeza. Le limpiarán la piel de la zona donde realizarán la cirugía con una solución antiséptica.

  7. Tendrá la cabeza apoyada en una almohadilla o tal vez se la inmovilicen con un dispositivo que se retirará al final de la cirugía.

  8. El cirujano puede usar diferentes tipos de cortes (incisiones), lo que depende de la zona del cerebro afectada. Si se emplea un endoscopio, puede que las incisiones sean más pequeñas.

  9. El cirujano le levantará el cuero cabelludo y tal vez use grapas de sutura para controlar el sangrado.

  10. Es posible que utilice un taladro médico para hacer orificios de trepanación en el cráneo. Para cortar el hueso, se usa una sierra especial.

  11. Se retirará y se reservará el colgajo óseo.

  12. El cirujano separará del hueso la capa exterior gruesa que recubre el cerebro justo por debajo del hueso (duramadre) y, con cuidado, la cortará para dejar expuesto el cerebro.

Vista lateral de una cabeza en la que puede verse el cráneo con orificios de trepanación para una craneotomía.
El hueso extirpado también se llama colgajo óseo.

Si es necesario, se dejará que el líquido sobrante salga del cerebro. El cirujano puede usar instrumentos de microcirugía, como un microscopio quirúrgico, para agrandar visualmente la zona que se está tratando. Esto le permite tener una mejor vista del cerebro.

¿Qué ocurre después de una craneotomía?

En el hospital

Inmediatamente después del procedimiento, lo llevarán a una sala de recuperación donde lo controlarán de cerca antes de que lo trasladen a una habitación común o a la unidad de cuidados intensivos (UCI). En algunos casos, pueden llevarlo directamente a la UCI desde el quirófano. Allí tal vez le administren medicamentos para reducir el edema cerebral.

Posiblemente le coloquen un dispositivo de presión intracraneal para controlar la presión cerebral. O bien, puede que tenga un drenaje ventricular externo que permite la salida del líquido cefalorraquídeo sobrante. Estos dispositivos suelen retirarse al cabo de algunos días.

Quizás tenga colocados algunos catéteres para recibir o drenar líquidos, o para controlarle la presión arterial.

Su recuperación dependerá del tipo de procedimiento que le hayan hecho y del tipo de anestesia que le hayan administrado. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración se hayan estabilizado y usted esté despierto, es posible que lo lleven a la UCI o a su habitación del hospital.

Después de permanecer en la UCI y de que esté en condiciones estables, lo trasladarán a una habitación del hospital. Se quedará en el hospital durante algunos días más.

Tal vez tenga que recibir oxígeno por un tiempo después de la cirugía. Generalmente, le suspenderán su suministro antes de que se vaya a su casa.

Para que los pulmones vuelvan a expandirse y para prevenir la neumonía, le enseñarán ejercicios de respiración profunda.

El personal médico le controlará la actividad encefálica a menudo y se asegurará de que los sistemas y aparatos de su cuerpo funcionen correctamente después de la cirugía. Para controlar la actividad encefálica, le pedirá que siga diferentes órdenes básicas, por ejemplo, que mueva los brazos y las piernas. Le revisarán las pupilas con una linterna y le harán preguntas para evaluar su estado de conciencia, entre ellas, por ejemplo, su nombre, la fecha y dónde se encuentra. El personal le evaluará la fuerza de los brazos y de las piernas.

La cabecera de su cama tal vez esté elevada para prevenir la inflamación de la cara y la cabeza. Es normal que haya un poco de inflamación.

Mientras esté en cama, lo estimularán para que se mueva cuando sea posible. A medida que mejora su fuerza, lo ayudarán a levantarse de la cama y a caminar. Un fisioterapeuta puede evaluarle la fuerza, el equilibrio y la movilidad, y sugerirle ejercicios para que haga en el hospital y en su casa.

Probablemente le colocarán dispositivos de compresión secuencial en las piernas mientras está en cama para prevenir la formación de coágulos. Estos dispositivos tienen un compresor de aire que infla y desinfla lentamente las botas que le ponen en las piernas. Estas ayudan a prevenir los coágulos de sangre comprimiendo de forma pasiva las venas de las piernas para mantener la sangre en movimiento.

Según cuál sea su caso, quizás le den líquidos para beber unas horas después de la cirugía. Puede que le cambien lentamente la dieta para incluir más alimentos sólidos, a medida que los tolere.

Es posible que tenga una sonda en la vejiga para drenar la orina durante algunos días o hasta que pueda levantarse de la cama y caminar. Informe si tiene dolor al orinar u otros síntomas urinarios que se presentan después de que le retiran la sonda. Estos pueden ser signos de una infección que puede tratarse.

En función de cuál sea su estado, pueden trasladarlo a un centro de rehabilitación por un tiempo para que recupere la fuerza.

Antes de que le den el alta del hospital, se harán los arreglos para una visita de control con su médico. Su proveedor de atención médica también le dará instrucciones para el cuidado en su casa.

En su casa

Una vez que regrese a su casa, es importante que mantenga la incisión limpia y seca. Su médico le dará instrucciones específicas para bañarse.

Usted puede optar por usar un turbante o un gorro flojo sobre la incisión. No use una peluca hasta que la incisión haya cicatrizado por completo (unas 3 o 4 semanas después de la cirugía).

La incisión y la cabeza pueden dolerle, especialmente al respirar profundamente, al toser y al hacer esfuerzos. Tome analgésicos para el dolor según lo recomiende su proveedor de atención médica. La aspirina u otros anticoagulantes pueden aumentar las probabilidades de sangrado. Procure tomar solo los medicamentos recomendados y consulte si no está seguro.

Continúe con los ejercicios de respiración que hizo en el hospital para prevenir las infecciones pulmonares. Le recomendarán que evite la exposición a las infecciones de las vías respiratorias superiores (resfriados y gripe) y a los irritantes, como el humo del tabaco, los gases y la contaminación ambiental.

Aumente la actividad física de manera gradual según lo tolere. Puede tomarle algunas semanas recuperar el nivel de energía y la fuerza que tenía anteriormente.

Tal vez le indiquen que no levante objetos pesados durante algunas semanas para prevenir la sobrecarga en la incisión quirúrgica.

No conduzca hasta que su proveedor se lo permita.

Busque atención médica de inmediato si tiene alguno de estos síntomas:

  • Fiebre o escalofríos

  • Enrojecimiento, hinchazón, sangrado o supuración del lugar de la incisión o de la cara

  • Aumento del dolor alrededor del lugar de la incisión

  • Alteraciones en la vista

  • Confusión o exceso de somnolencia

  • Debilidad de los brazos o las piernas

  • Problemas para hablar

  • Dificultades para respirar, dolor en el pecho, ansiedad o alteraciones en el estado mental

  • Esputo (flema) de color verde, amarillo o teñido de sangre

  • Actividad convulsiva

Su proveedor de atención médica puede darle otras instrucciones sobre qué hacer después de una craneotomía.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Anne Fetterman RN BSN
Revisor médico: Luc Jasmin MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.