A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Signos de dificultad respiratoria en los niños

Sepa reconocer los signos de dificultad respiratoria

Por lo general, los niños que tienen problemas para respirar manifiestan signos de que están haciendo un esfuerzo por respirar o de que no están recibiendo oxígeno suficiente, lo cual es indicio de dificultad respiratoria. A continuación, encontrará un lista de algunos de los signos que pueden indicar que su hijo no está recibiendo oxígeno suficiente. Es importante conocer los signos de dificultad respiratoria para saber cómo actuar correctamente:

  • Frecuencia respiratoria. El aumento en la cantidad de respiraciones por minuto quizás signifique que la persona está teniendo problemas para respirar o no recibe oxígeno suficiente.

  • Aumento de la frecuencia cardíaca. Los niveles bajos de oxígeno pueden hacer que aumente la frecuencia cardíaca. 

  • Cambios de color. Si una persona no recibe el oxígeno que necesita, podría presentar un color azulado alrededor de la boca, en la parte de adentro de los labios o en las uñas. El color de la piel también puede verse pálido o grisáceo.

  • Ruidos respiratorios conocidos como gruñidos. Podría escucharse un sonido de gruñido cada vez que la persona exhala. El gruñido es la manera que tiene el cuerpo de intentar mantener el aire en los pulmones para que se mantengan abiertos.

  • Aleteo nasal. Si las fosas nasales se abren mucho al respirar, es posible que la persona se esté esforzando más para respirar.

  • Retracciones. Parece que el pecho se hunde justo debajo del cuello o del esternón con cada respiración. Es una manera de intentar que llegue más aire a los pulmones.

  • Sudoración. Es posible que aumente el sudor en la cabeza, pero la piel no se siente caliente al tacto. Con mayor frecuencia, la piel puede sentirse fría o sudorosa. Puede suceder cuando la frecuencia respiratoria es muy rápida.

  • Silbidos al respirar. Si se escucha un sonido chirriante o musical, como un silbido, con cada respiración, es posible que las vías respiratorias estén algo cerradas y eso dificulta la respiración.

  • Estridor. Un sonido que se oye en las vías respiratorias altas al inspirar.

  • Uso de los músculos accesorios. Parece que se mueven los músculos del cuello cuando su hijo inspira. También se puede observar debajo de la caja torácica o incluso en los músculos entre las costillas.

  • Cambios en el estado de alerta. Los niveles bajos de oxígeno pueden hacer que el niño se muestre muy cansado y pueden ser indicio de fatiga respiratoria.

  • Posturas corporales. El oxígeno bajo y la dificultad para respirar pueden obligar al niño a llevar la cabeza hacia atrás con la nariz hacia arriba (en especial si está acostado). O quizás su hijo se incline hacia adelante si está sentado. Los niños adoptan esas posiciones automáticamente como un último intento de ayudar a la respiración. 

Los signos de dificultad respiratoria pueden ser parecidos a los de otros problemas o afecciones médicas. Consulte siempre al proveedor de atención médica de su hijo para obtener un diagnóstico, pero si su hijo tiene problemas para respirar, llame al 911 o acuda de inmediato a la sala de emergencias más cercana.

Revisor médico: Liora C Adler MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 9/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.