Crecimiento y desarrollo de los niños con enfermedades cardíacas congénitas  

Los niños con enfermedades cardíacas congénitas (que están presentes al nacer) pueden crecer o desarrollarse más lentamente que otros niños. Por ejemplo:

  • El niño puede parecer menor, más delgado y, tal vez, más débil que otros niños de su misma edad.

  • El proveedor de atención médica puede decirle que, en comparación con la mayoría de los niños de la misma edad, la estatura y el peso de su hijo son más bajos. 

  • Puede que el niño tarde más tiempo en alcanzar los hitos del desarrollo en comparación con los niños sanos, por ejemplo, darse vuelta, sentarse, caminar, hablar y aprender a ir al baño.

Las necesidades nutricionales del niño

Los problemas nutricionales afectan el crecimiento y el desarrollo de los niños con enfermedades cardíacas congénitas:

  • El corazón debe bombear más rápido para satisfacer las necesidades del cuerpo. El metabolismo del cuerpo también es más rápido en estas condiciones, y el niño necesita ingerir calorías extra para mantener el peso y crecer.

  • Puede que su hijo se canse rápidamente porque el cuerpo realiza un esfuerzo mayor por el estrés que le provoca el defecto cardíaco. Es posible que su hijo no tenga suficiente energía para comer correctamente. Los bebés pueden cansarse rápidamente cuando comen o incluso dormirse mientras se alimentan. Los niños mayores pueden picotear la comida, quejarse de que están satisfechos después de unos pocos bocados o pedir que les permitan tomar descansos. Aunque el niño necesita más calorías solo para mantener el peso, tal vez esté muy cansado para comer lo suficiente.

  • Es posible que el niño no absorba correctamente los nutrientes (malabsorción) porque los intestinos no reciben la cantidad suficiente de oxígeno. 

Los médicos, los enfermeros y los nutricionistas pueden ayudar a armar un plan para estar seguros de que el niño reciba la nutrición suficiente para satisfacer las necesidades del cuerpo. Las sugerencias pueden incluir las siguientes:

  • Leche, fórmula o leche materna con alto contenido calórico. Tal vez pueda agregar suplementos nutricionales especiales a la fórmula o a la leche materna extraída para aumentar el número de calorías en cada onza. De este modo, el bebé puede tomar menos, pero, aun así, recibir suficientes calorías para crecer. También hay bebidas con alto contenido calórico para mejorar la nutrición de los niños mayores.

  • Alimentación complementaria por sonda. La alimentación por sonda puede ser un complemento o un sustituto de la alimentación habitual de un niño que debe aumentar la ingesta de calorías y de nutrientes para crecer. El proveedor de atención médica puede alimentar al niño a través de una sonda pequeña y flexible que pasa por la nariz, baja por el esófago y llega hasta el estómago. En algunos casos, cuando la alimentación por sonda es un problema a largo plazo (crónico), el proveedor puede colocar una sonda directamente en el estómago a través de la pared abdominal. Es posible que los bebés tomen lo que puedan del biberón y luego se use la sonda de alimentación para darles lo que falta. Los bebés que están demasiado cansados para tomar del biberón pueden recibir la fórmula o la leche materna a través de la sonda de alimentación únicamente. Los niños mayores pueden recibir alimentación por sonda a la noche y, durante el día, comer lo que les gusta.

  • Alimentos y refrigerios con alto contenido calórico. Intente ofrecerle al niño alimentos y refrigerios nutritivos con alto contenido calórico y gran cantidad de nutrientes, siempre que sea posible. Lea las etiquetas e infórmese sobre el contenido de calorías de los alimentos. Por ejemplo, algunos alimentos para bebés tienen muy pocas calorías, pero otros tiene muchas. Puede que los alimentos saludables, como las verduras, no tengan muchas calorías, pero, si se les agrega un queso fundido o una salsa, es posible aumentarlas. No le dé al niño alimentos que contengan calorías vacías, entre ellos, los que tienen mucha azúcar y pocos nutrientes, como las gaseosas azucaradas, la comida chatarra y las comidas rápidas. Intente darle al niño una dieta que sea equilibrada y que también tenga un alto contenido de calorías. Pídales al médico, al enfermero o al nutricionista del niño que le den más ideas.

Consideraciones del desarrollo

Los niños con enfermedades cardíacas congénitas pueden tener retrasos del desarrollo por diversos motivos. Entre ellos, se incluye lo siguiente:

  • Los problemas genéticos asociados con los defectos cardíacos también afectan el desarrollo motor y cognitivo.

  • La nutrición deficiente no satisface los requisitos energéticos del cuerpo, lo que puede afectar el crecimiento y el desarrollo de los músculos, los huesos y las células cerebrales y nerviosas.

  • La nutrición deficiente hace que los niños se cansen rápidamente o que, desde el punto de vista físico, no puedan seguir el ritmo de otros niños de la misma edad.

  • Las enfermedades y las hospitalizaciones frecuentes o prolongadas pueden impedirle al niño recibir los estímulos necesarios que son importantes para un desarrollo adecuado, y esto incluye los juegos, las conversaciones, los abrazos o las caricias.

Los padres de los niños con enfermedades cardíacas congénitas pueden participar en la promoción del desarrollo de su hijo. Los miembros del equipo de atención médica harán recomendaciones que se adaptan a cada niño. A continuación se mencionan algunas maneras en las que puede fomentar el desarrollo de su hijo:

  • Abrace a su hijo y háblele. Esto puede calmarlo y darle tranquilidad, especialmente en la unidad de cuidados intensivos (UCI) o después de una cirugía, incluso si lo han sedado.

  • Fomente la actividad física liviana después de una cirugía, según las indicaciones del proveedor de atención médica del niño.

  • Ofrézcale al niño diferentes juguetes y otros objetos que estimulen el sentido de la audición, la vista, el tacto y el olfato, incluso mientras está en el hospital. Traiga objetos de su casa o consulte al personal del hospital si pueden darle al niño objetos que lo estimulen. Muchos hospitales cuentan con departamentos especiales diseñados para ayudar a fomentar el bienestar físico y emocional de su hijo durante su estadía como paciente.

  • Un fisioterapeuta puede ayudar con los ejercicios que son seguros para los niños de todas las edades para estimular su desarrollo. Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo si hay limitaciones respecto de la estimulación y el ejercicio físico.

  • Permítale al niño participar en las actividades familiares cotidianas en la medida que lo tolere. Al interactuar con sus hermanos y sus amigos, los niños también aprenden nuevas habilidades.

De la adolescencia a la adultez

Se han hecho grandes avances en el tratamiento de los niños con enfermedades cardíacas congénitas.

Sin embargo, estos niños rara vez se curan, y los defectos más complejos a menudo requieren muchos medicamentos y otros tratamientos. Pueden producirse complicaciones y puede que sea necesario realizar cirugías o procedimientos reiterados.

Los problemas relacionados con el estilo de vida y el bienestar son importantes para estos niños. Esos problemas incluyen lo siguiente:

  • Independencia

  • Elección de la universidad y la carrera

  • Matrimonio y familia

  • Embarazo

  • Posibilidad de obtener un seguro de salud y de vida

  • Viajes

  • Traslados

Su hijo deberá someterse a controles de seguimiento habituales durante toda su vida en un centro que brinde atención a los adultos con enfermedades cardíacas congénitas.

Hable con el proveedor de atención médica sobre el pronóstico específico de su hijo.

Revisor médico: Anne Clayton APRN
Revisor médico: Scott Aydin MD
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.